viernes, 21 de diciembre de 2012

DE ROKHA: EL JAGUAR EN EL PANTANO

Después de mi crónica sobre Pablo de Rokha, aparecida en mi blog personal de literatura http://carlosamadormarchant.blogspot.com/2012/11/el-difunto-de-rokha-se-levanta.html
, nuestra amiga y destacada escritora chilena Virginia Vidal, dijo:

"Felicitaciones, Carlos Amador, por tu bello y merecido homenaje a De Rokha.
 Incitas a leer al gran poeta; sólo el conocimiento de su poesía puede permitir comprender su sabiduría, su fuerza, su consecuencia.
 Lo conocí y disfruté de su generosa hospitalidad.
 Te mando algo que escribí sobre él hace tiempo".
 Abrazos,
 Virginia.


DE ROKHA: EL JAGUAR EN EL PANTANO

        Virginia Vidal

Carlos Díaz Loyola nació en 1894, provincia de Curicó, en Licantén o lugar de
 piedra en lengua mapuzungun, inspirador del seudónimo Pablo de Rokha. Casó
 con Luisa Anderson, Winétt de Rokha, sensible y original poetisa que aún no ha
sido valorada como se merece, y tuvieron ocho hijos, todos artistas. Él no olvidó
jamás esa miseria que le mató a a dos hijitos cuyos cajones hubo de cargar hasta
el cementerio. Por si fuera poca la injuria a su paternidad, más tarde, otros dos hijos
se le suicidaron.
El Premio Nacional de Literatura que se le otorgó en 1965
fue un reconocimiento tardío. Viudo desconsolado, el formidable
cantor de una sola amada, gozador de los alimentos terrestres y
amador de la vida se mató de un balazo en 1968.
Pablo de Rokha desde muchacho sufrió la censura, primero, por
leer poesía y luego por escribirla.
A los dieciséis años lo expulsaron del seminario por hereje: se lo
sometió a la censura del Index católico por leer a Nietzche,
Rabelais y Lautreamont.
Diez ejemplares vendió de Gemidos (1922), ejemplo de la 
vanguardia, primera muestra de una lírica brotada de los conflictos
sociales de un pueblo inmerso en dolor y sufrimiento —:
"el resto fue utilizado para envolver carne en el matadero”
 dice el propio autor.
Se le cerraron las puertas de las editoriales y recibió el oprobio
de la crítica.
Se le negó el derecho al trabajo. Al revés de otros poetas, a él
jamás se le otorgó un cargo público ni dentro ni fuera del país.
Sólo el presidente de la república Juan Antonio Ríos, en
1943, al saber de su reconocimiento internacional como
“centro de tormenta de la poesía de América” (según el
escritor H.R. Hays, Universidad de Yale), le encomendó de
recorrer todos los países del continente en misión cultural.
Marginado, empujado a oscuras fronteras, condenado a
sobrevivir con precarios medios, escribió su poesía y debió
autoeditarla. Sin distribuidor, recorrió el país de punta a 
cabo ofreciendo, bajo el sello “Multitud”, volúmenes color
fuego con letras negras. De Rhoka probó ser empresario de
sí mismo: no sólo escribir sino también autoeditarse, distribuir
y vender sus libros. Ya sabemos su fin.
¿Debemos seguir su ejemplo en este sentido? ¿O tan solo en
el de su inexorable dignidad?
Víctima de doble censura política, su omisión en la prensa de
izquierda —agudizada por su enemistad con Pablo Neruda—
irradió a los círculos intelectuales del mundo.
Para los sectarios y censores, aceptarlo fuere connivencia con
los enemigos del pueblo, repudio a toda causa progresista:
“Había temor a editarlo, había presiones a todo vapor,
amenazas, compromisos tortuosos y subterráneos, odios
ramificados hacia Buenos Aires y Ciudad de México,
pasando por Montevideo y Caracas; (...) estaba aislado y
suprimido, (...) convertido en el gran enfermo de peste
encerrado en vida, a solas con su genio y sus recuerdos”,
testimonia otro gran censurado, el novelista Carlos Droguett,
Premio Nacional de Literatura 1970.
Para el español León Felipe, “De Rokha es no sólo el más
gran poeta de América, sino el más gran poeta de la
lengua castellana en el siglo veinte”. Pero España tampoco
publica al temible de epítetos, imaginador del “Dios borracho
que llora meando en todas las esquinas del universo”.
El jaguar en el pantano legó a los lectores de la lengua castellana
cuarenta libros donde aún se cierne la sombra de la censura. ***

(02.05.2008)



extramuros83

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tu comentario.

Total de visitas por semana

Crónica enviada por mail

Datos personales del director de esta página

Mi foto

Carlos Amador Marchanf es un escritor chileno nacido en la ciudad de Iquique en 1955. Sus publicaciones en poesía y narrativa están insertas en su blog: http//:carlosamadormarchant.blogspot.com
 

Traductor del blog