miércoles, 3 de noviembre de 2010

No hay presupuesto para la cultura?


¿NO HAY PRESUPUESTO PARA LA CULTURA?
Por Cristián Vila Riquelme
(Escritor chileno y Doctor en Filosofía)

Parece que a pesar de tener como ministra de cultura a la mayor experta en gestión cultural de este largo país de desastres, las cosas o son porfiadas o son invisibles, porque a donde se mire hay un vacío casi multitudinario en lo que se refiere, precisamente, a las gestiones culturales. Se gastan dineros en maletines con libros (sin ningún orden ni concierto), en armar nuevas salas de exposiciones que permanecen vacías, etc., pero no se aumentan las bibliotecas, no se incentiva realmente la lectura, no se baja el IVA de los libros, no se traen exposiciones de otras partes del mundo, no se estimula el conocimiento real de la música contemporánea, no se proponen políticas públicas realistas y eficaces para la promoción de las iniciativas culturales en las zonas pequeñas o más alejadas de los centros de decisiones, no se consulta con los verdaderos actores de cada una de las ramas y géneros de lo que llamamos cultura porque se prioriza la mediocridad o favoritismos de los politicolides que nada saben que no sea de looby (como el reciente y vergonzoso caso en el otorgamiento del Premio Municipal de Literatura (2007) de Valparaíso a la persona que no había determinado el jurado), y así, un largo etcétera. ¿Panorama desolador? No lo creo.
Lo que hay es una mala elección de las personas encargadas de tales eventos o decisiones y, por lo tanto, una mala elección de políticas públicas que realmente reviertan la situación lamentable en la cual se encuentra la cultura en Chile. Ramón Díaz Etérovic, en un artículo publicado en el diario francés Libération daba cuenta de cierta realidad respecto al ejercicio de la escritura en nuestro país. Dada la nada reinante, publicar un libro hoy aquí en Chile es apenas una gotita de agua que se pierde en el océano del consumismo. Phillip Roth, el gran escritor norteamericano, hablaba de que en EEUU hay más o menos unos 30.000 lectores de verdad, es decir, de esos tipos que se enteran de los libros que han sido publicados, que los compran y los leen, y que, por cierto, comienzan a tener sus preferencias lecturales y siguen la trayectoria de sus autores predilectos. No hay nada más que decir. Sólo imaginemos la cantidad de norteamericanos que no son lectores. Por eso Díaz Etérovic es más modesto y habla de una gotita de agua… No faltaba más.
Estamos a tres años del bicentenario y todo se revuelve en un maremagnum de presidenciables, de desalojos, de enojos, de acusaciones mutuas, pero nada que tenga que ver con un país que muestre una cultura bicentenaria como tal. ¿Dónde está el rescate magno de nuestros escritores tutelares y fundacionales? ¿Dónde el rescate de nuestra plástica nacional que no sea sólo un encierro museal? ¿Dónde el rescate de nuestros músicos como Pedro Humberto Allende, Leng, Fallabella, Cotapos., Soro, y tantos otros, con conciertos itinerantes y edición en CD con sus obras? ¿Etc? Y no vengan con que sólo es falta de plata.


editor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tu comentario.

Total de visitas por semana

Crónica enviada por mail

Datos personales del director de esta página

Mi foto

Carlos Amador Marchanf es un escritor chileno nacido en la ciudad de Iquique en 1955. Sus publicaciones en poesía y narrativa están insertas en su blog: http//:carlosamadormarchant.blogspot.com
 

Traductor del blog